EL BHAGAVATA VAHINI


EL BHAGAVATHA VAHINI


EL BHAGAVATA es el diálogo entre una persona destinada a morir en siete días y un gran santo que lo preparó para recibir la muerte. Todos estamos sentenciados a muerte; nuestros corazones, al igual que los tambores, tocan las marchas fúnebres que conducen a la fosa. Algunos llegan a ella pronto, otros más tarde. Nosotros también requerimos los consejos de un gran santo que nos prepare para encarar el fin de nuestra vida y observar el horizonte que existe detrás de la muerte.
El Bhagavata es el Ganges que emerge del Señor y se funde finalmente en El después de un largo viaje a través de descripciones geográficas, anales históricos, disertaciones filosóficas, narraciones de santos venerables, inquisiciones semánticas y la fertilización de los vastos valles de las mentes humanas con las límpidas aguas de los episodios de la vida de Krishna.
Bhagavan ha venido nuevamente, esta vez como Sathya Sai, con el fin de renovar el Dharma (los dictados de Dios) entre los hombres. Un aspecto muy importante de su misión es el restablecimiento del respeto por los antiguos textos espirituales, como la Biblia, el Corán, el Zend Avesta, el Tripitaka, los Vedas y el Bhagavata. La veneración por ellos puede nuevamente brotar en esta época, pero solamente si la mismísima persona que inspiró las escrituras originales explica en forma clara, simple y cautivadora los significados profundos de sus historias y afirmaciones.
Este libro contiene la versión de Bhagavan sobre ese voluminoso libro de texto de la devoción escrito por Vyasa a sugerencia del sabio parada, para que pudiera ganar la paz y la ecuanimidad.
Querido lector, éste no es sólo un libro más, es un bálsamo, una clave, un mantra (fórmula mística sagrada) para suavizar, para resolver, liberar, soltar las cadenas del dolor y la pena, de la ansiedad y la dependencia.
Ábranlo con humildad, léanlo con empeño, respétenlo con devoción, practiquen sus enseñanzas con ahínco y lleguen a la meta que Vyasa alcanzó y que Narada obtuvo, que Suka enseñó y que Parikshit aprendió.
¿Qué recompensa más grande puede esperar un hombre?

N. KASTURI
Prashanti Nilayam
Gurú Purnima
18 de julio de 1970