BHAGAVAD GITA

BHAGAVAD GITA




1. Dice Sai Baba: "El Señor está donde se estudia el Gita". (Pág 59. Libro: El avatar habla sobre sí mismo).

2. Era el libro de cabecera de Mahatma Gandhi.

3. Dice Krishna: "Quienes Me aman y enseñan estos profundos secretos a personas dispuestas a escuchar, decididamente vendrán a Mí. Ningún otro servicio puede ser mayor para Mí y ningún servidor más querido que éste". (Bhagavad Gita. Cap.18. 68-69)

4. El nacimiento del Gita podemos ubicarlo hace 5.000 años atrás; pero cabe aclarar que esas mismas enseñanzas dadas hace 5.000 años, tienen un origen muy pero muy antiguo. Nos tenemos que remontar a los Vedas. Los Vedas no tienen tiempo, o mejor dicho debemos retrotraernos al principio de los tiempos. Es por ello que se dice que el Bhagavad Gita está mas allá del concepto de tiempo y no puede ubicarse en un determinado punto del pasado ni del presente.

5. El final o culminación de los Vedas son los Upanishads, llamados por ende, Vedanta. El Bhagavad Gita, apareció posteriormente, y constituye la esencia de los Upanishads.

6. El Bhagavad Gita no es propiedad o monopolio de los hindúes, es palabra de Dios y es, por lo tanto, una Escritura Universal.

7. El Bhagavad Gita está escrito en sánscrito, son poemas y se recitan cantando. El libro trata sobre una batalla librada en la antigua India sobre las fuerzas del bien contra las fuerzas del mal. El Gita es un texto para adeptos a la espiritualidad. Cada capítulo establece los medios y los métodos para alcanzar las metas de la paz y la armonía. Ahora bien, la práctica es producto de un profundo y constante anhelo de progreso. El aspirante debe anhelar, no desesperar. Debe perseverar, no clamar un éxito inmediato. El Gita es como una embarcación que lleva al hombre de su voluntario estado de esclavitud a la libertad que es su propia naturaleza. En ella es conducido de la oscuridad a la luz, de la opacidad al esplendor.

8. Muchos interpretan que la guerra y la batalla que se desarrolla en el contenido del Bhagavad Gita hay que interpretarla y posicionarla como el constante duelo que continuamente se produce en nuestro interior. El cuerpo humano es el campo de batalla donde se da el eterno duelo entre el bien y el mal. ¿Quién es el que no ha experimentado dentro de sí mismo el diario conflicto entre las fuerzas del bien y las del mal? Por supuesto que no fue Arjuna el único que recibió estos consejos; la humanidad entera los necesita y a ella van dirigidos. Arjuna es solo el representante del hombre. El Gita es para todos los buscadores espirituales.