MEDITACIÓN EN LA LUZ

MEDITACIÓN EN LA LUZ



La meditación es la base misma de toda disciplina espiritual.

(Dhyana Vahini Cap.3)
Meditar cada día a la misma hora

(Lluvias de Verano 6 Disc.20)
Cada minuto pasado en esta meditación los llevará un paso más cerca de la liberación.

(Mensajes V 22/01/67d60)
La meditación, constituye el sagrado medio para lograr la unión con Dios.

(LLVer.06_Disc.15)
Existen tantas formas de meditar como maestros e instructores. Les voy a enseñar el método más universal y efectivo que existe. Éste es el primer paso de la disciplina espiritual.

(Mens.10_Disc.47)
Deben identificarse por completo con el objeto de la meditación y perder la conciencia de estar meditando.

(LLVer.06_Disc.15)
Meditación en la luz debe ser entendida así:
Primero sientan que están en la luz; luego prosigan con la comprensión de que la luz está en ustedes; después tomen conciencia de que son la luz, nada más, nada menos. Proyecten hacia el mundo externo la luz que visualizan dentro de ustedes, iluminando más y más el mundo, y viendo a todos abarcados en la Divina Gloria que está en ustedes también. Cuando sientan que todos son luz, no tendrán peso; todo será brillante. Hagan esta concentración sobre su realidad al meditar cada día. Sigan la misma rutina rigurosa cada día, con la misma hora, lugar, duración, método, posición, todos sin cambiarlos. Entonces los factores perturbadores pueden ser fácilmente humillados y dominados. Levántense cada día como si se estuvieran levantando de la muerte. Oren así, sentados en su cama, antes de comenzar con el programa diario.: «Así vuelvo a nacer. Haz que hable palabras suaves y dulces, haz que mi comportamiento sea sereno y de ayuda para todos, déjame hacer acciones que lleven felicidad a todos y forma en mi mente ideas que sean beneficiosas para todos. ¡Que este día valga la pena por tu servicio!». Recuerden este compromiso durante todo el día. Cuando se retiren en la noche, siéntense y examinen rápidamente todas las experiencias del día; vean si han causado dolor o molestia a cualquiera por alguna palabra o acción. Entonces oren: «Estoy muriendo ahora y caigo en tu regazo. Perdóname por cualquier falta; tómame bajo tu amorosa protección». Después de todo, el sueño es una muerte corta y la muerte un sueño largo.

(Men.05_22/01/67d60)
Háganlo antes del amanecer, cuando el cuerpo está fresco después del descanso del sueño y las agitaciones del día aún no los han poseído.

(Mens.10_Disc.47)
La hora ideal es desde las 3 hasta las 06 de la mañana.
Deben elegir una hora en este período y meditar regularmente a la misma hora cada día.

(LLVer.06_Disc.20)
Adiéstrense a despertarse a las tres de la mañana. Puede ser que al principio necesiten un despertador, pero pronto el impulso por meditar los despertará.

(Men.05_22/01/67d60)
Si el sueño continúa un baño de agua fría, (DhyanaVahiniCap01) aunque es mejor que no se bañen antes de sentarse a meditar, pues el baño despertará los sentidos y estarán demasiado llenos de impulsos en diferentes direcciones como para que tenga éxito el proceso de la meditación. La regularidad, la sinceridad y la constancia los recompensarán con el éxito.

(Men.05_22/01/67d60)
La meditación logrará más sentido si son restringidos los deseos.

(LLVer.06_Disc.15)
La meditación de nada sirve si se mantienen latentes los apegos al cuerpo y a la familia.

(LLVer.06_Disc.20)
El estado mental debe ser de fijación en un solo punto.

(DhianaVahiniCap09)
Es bueno estar ligeramente elevado del piso, 3 a 5 cm

(DhyanaVahiniCap01)
Procedan a la meditación de manera nada ostentosa y sin ser observados por nadie. Krishna dijo a Arjuna que uno debe estar solo mientras medita. El cuerpo no debe tocar la tierra ni tampoco otro cuerpo. El contacto con la tierra hace que descarguen y pierdan la divina corriente que se genera durante la meditación.

(LLVer.06_Disc.15)
Sentarse en una postura firme y cómoda

(Mens.10_Disc.47)
Mantener la espalda derecha y firme, sin que se doble de un lado o del otro. No doblar el cuello, esto es muy dañino Tampoco debe uno doblarse hacia atrás Usar ropa suelta (sin presión.

(Mens.17_11/03/84)
Calmar la respiración

(Mens.10_Disc.47)
Adopten una postura cómoda, derechos, para que el poder del Kundalini pueda moverse sin obstáculos. El poder del Kundalini se encuentra presente como una energía divinamente radiante. Su fluir ascendente hacia el loto de los mil pétalos a través de los centros intermedios que corresponden a las regiones del ombligo, el estómago, el corazón, la laringe y la región del entrecejo, va llevando al hombre hacia varios niveles de conciencia y de despertar espiritual.

(LLVer.06_Disc.20)
Si es cómodo, siéntense en postura de loto

(Mens.10_Disc.47)
(El pie derecho sobre el muslo izquierdo y pie izquierdo sobre muslo derecho)

(DhyanaVahiniCap01)
Siéntense en postura de loto o en alguna otra que sea cómoda para ustedes enfrente de la vela.

(Mens.10_Disc.47)
Por medio de un masaje mental, deberán relajar el cuello, los hombros, las manos, el pecho, los dientes, el estómago, los dedos, la espalda, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los pies.

(Dhyana VahiniCap01)
Tengan una vela o una lámpara con una llama firme y recta.

(Mens.10_Disc.47)
Durante la meditación, no deberán cerrar por completo los ojos ni abrirlos mucho. Deberán mirar la punta de su nariz con los ojos entrecerrados. En este estado de ánimo de dicha, mantendrán las manos con los dedos pulgar e índice unidos por sus puntas y los restantes dedos de cada mano separados.

(LLVer.06_Disc.20)
Deben orar con sinceridad. Oren para que Él les llene con sus pensamientos y su visión, haciendo que pasen por alto los defectos del medio.

(DhyanaVahiniCap09)
La oración es para la mente lo que el alimento es para el cuerpo. Purifica la mente y fortalece el espíritu. La meditación debe volverse una parte integral de la propia vida.

(Mens.17_11/03/84)
Antes de empezar a meditar, repitan en voz baja o mentalmente algunas oraciones que alaben la gloria de Dios. Después hagan japa (repetición del Nombre Divino de su preferencia), una o dos vueltas del Japamala`; mientras lo hacen, lleven a su mente la forma del nombre que están repitiendo. Si sus mentes se alejan de la recitación del nombre, visualicen la forma, y cuando se aleje de ésta, fíjenla en el nombre.

(Mens.10_Disc.47)
La meditación no ha de considerarse como un ejercicio de la fantasía. La imaginación participará en un comienzo, pero con la práctica constante se convertirá en una poderosa onda de pensamiento que creará una impresión indeleble en el corazón, conducente a la unión con Dios.

(LLVer.06_Disc.15)
La mente debe ser tranquilizada haciéndola concentrarse en el proceso de respiración y relacionando la inhalación y la exhalación a la repetición del mantra “So Ham”, “So Ham” (“Yo soy Él”).

(Mens.17_11/03/84)
En cada respiración ustedes repiten "Soham" "Yo soy Él”, y no sólo ustedes, sino todo ser vivo en la creación. Esto es un hecho que siempre han ignorado. Acéptenlo ahora. Cuando observen su respiración y mediten en esa gran verdad, Yo soy Él, lentamente ambos se fundirán, y para siempre desaparecerá la dualidad. Soham se habrá transformado en Om, el sonido primigenio Ese Om es la propia forma, la realidad detrás de toda esta "irrealidad relativa". Ésta es la práctica más genuina

(Mens.10_Disc.47)
Antes de empezar su sesión de meditación canten Soham; inhalando "so" y espirando "ham", inhalando por una nariz y espirando por la otra. Soham significa "Él es yo", los identifica con el infinito y expande su conciencia. Armonicen el aliento y el pensamiento. Respiren suave y naturalmente; no lo hagan de manera artificial y laboriosa. Debe fluir hacia adentro y afuera, suave y silente; La sensación de relajación producida por esta recitación del Soham es una buena preparación para una provechosa sesión de meditación.

(Mens.07_10/05/69)
Soham, Eso soy Yo, Yo soy Aquello. son de hecho el Mismo Dios

(Sutra Vahini Cap.4)
Juntos, “So” y “Ham” contienen el mantra Pranava “Om”.

(Mens.24_23/05/91)
La luz o llama ha de recorrer todo el cuerpo para purificar nuestros miembros y sentidos; enseguida se coloca en el loto del corazón. Aquí se instala, en medio de la llama, la forma del ideal divino con el propósito de practicar la concentración. Ésta nos conducirá a la meditación y finalmente al samadhi (el estado de fusión con Dios, el Supremo Ser).

(Mens.10_Disc.47)
Tomen una luz como objeto de su meditación y no una forma de la Divinidad, como la de Rama, o Krishna, Estas formas están sujetas a cambios y perecen en última instancia. La luz no perece ni cambia. Una llama puede encender millones de otras sin extinguirse. Es inagotable. La progresión debe ir de la inquietud a la serenidad y de la serenidad al Resplandor Divino.

(LLVer.06_Disc.15)
Concentren la mirada en la llama sin parpadear durante determinado tiempo,

(Mens.10_Disc.47)
En las etapas iniciales pueden imaginar la forma de Dios que veneren dentro de la llama en la que meditan.

(LLVer.06_Disc.15)
La luz es Dios y Dios es la luz.

(Mens.10_Disc.47)
Habrán de darse cuenta de que, tarde o temprano, la luz habrá de disolver la forma. Fijen su mirada en la suave llama y gradualmente cierren sus ojos. Absorban, transfieran la llama hacia su corazón.

(LLVer.06_Disc.15)
Traten de sentir la llama en el entrecejo La luz es Dios y Dios es la luz. Háganla descender hasta el loto del corazón iluminando todo a su paso. Cuando entre en el corazón imaginen que los pétalos de loto se abren y que la luz baña cada pensamiento, sentimiento y emoción alejando la oscuridad. Ante la luz no hay lugar donde la oscuridad pueda reinar. La luz de la llama se vuelve cada vez más brillante. Dejen que penetre en las extremidades; ahora esas extremidades ya no pueden ocuparse en actividades oscuras y perversas; se han convertido en instrumentos de luz y amor. Permitan que la luz llegue a la lengua y desvanezca la falsedad que reina en ella. La llama llega a los ojos y oídos y ahí destruye los bajos deseos que los infestan con escenas malsanas y conversaciones pueriles. Ahora permitan que la cabeza se llene de esa luz y ahuyente de ella los malos pensamientos. Sientan que la luz dentro de ustedes, conforme realizan su ejercicio, va aumentando en intensidad, y se extiende a su alrededor en círculos cada vez más amplios, abarcando a sus seres queridos, parientes, amigos, hombres y mujeres, conocidos y extraños, y envuelve hasta sus rivales y enemigos, dondequiera que se encuentren; todos los seres vivientes, el mundo entero.

(Mens.10_Disc.47)
Imaginen como si el loto del corazón estuviera abriéndose en una resplandeciente belleza, que disipe con su radiante brillo las fuerzas oscuras de la vida. Imaginen que de su corazón así iluminado, salen rayos de luz para bañar gradualmente todas las partes del cuerpo, inundándolo todo con luz e imbuyéndolo de santidad y pureza. Como esta luz ha bañado sus manos, no deben ya llevar a cabo ningún acto injusto; Como brilla en sus ojos, no deben dirigirlos hacia vistas indeseables. Como la luz ha bañado sus oídos, no prestaran atención a malas conversaciones. Sus pies no habrán de tomar por malos caminos, han sido llenados por la luz. Deben terminar visualizando la luz en ustedes mismos, en sus amigos y parientes e incluso en sus enemigos. Deberán ver la Creación toda bañada en la resplandeciente Luz de la Divinidad. Esto debe llevarlos a vivir una vida llena de Amor y de felicidad.

(LLVer.06_Disc.15)
Al terminar no se levanten de forma brusca; relajen sus extremidades lenta y gradualmente y luego inicien su rutina diaria. Practiquen esta meditación tal y como se las he recomendado con regularidad y a diario. En diferentes horas del día repitan el Nombre de Dios teniendo siempre conciencia de su poder, misericordia y magnificencia. Dispongan unos cuantos minutos cada día para este ejercicio y vayan prolongándolo

(Mens.10_Disc.47)
Si dicen que no tienen tiempo que dedicar a la repetición y a la meditación, les diré que es sólo la pereza la que los hace hablar así. El tiempo es el legítimo derecho de la única tarea para la cual han nacido

(Men.05_22/01/67d60)
Deben dedicar algún tiempo a la meditación cada mañana y tarde. Tener conciencia de que todos no pueden seguir el mismo patrón o método.

(Mens.17_11/03/84)
Durante un minuto al principio, luego tres minutos; días más tarde, seis; tras algún tiempo, nueve minutos. De esta manera, se podrá mantener durante media hora al pasar el tiempo, pero no deben forzar el paso. Lenta y firmemente, la disciplina deberá ser desarrollada.

(DhyanaVahiniCap09)
Su atención se va a ir lejos en las etapas iniciales, pero no se desanimen Cada minuto pasado en esta meditación los llevará un paso más cerca de la liberación.

(Men.05_22/01/67d60)
A Ramana Maharshi se le preguntó sobre la duración en que habría de meditarse diariamente. Sonrió y respondió que se debía meditar hasta olvidar lo que está haciendo.
(LLVer.06_Disc.15)